Conozca la importancia de la innovación en el emprendimiento.

Vemos casos de emprendimiento exitosos y nos preguntamos, ¿Qué estará detrás de algo tan novedoso? ¿Por qué se dice que el emprendimiento está ligado a la innovación? ¿Cuál es la importancia de la innovación en el emprendimiento? Bueno, aquí explicamos por qué la innovación y el emprendimiento van de la mano y son aliados de éxito en nuevos proyectos y empresas. 

La innovación en el emprendimiento tiene una conexión entre el marketing y aquello que los consumidores o clientes esperan de un producto o servicio, es eso que genera un impacto o resultado viable y favorable a alguna empresa o producto. Es necesario atender al ecosistema y comprender cuáles son las tendencias de consumo presentes en el contexto actual y así solucionar necesidades con productos novedosos e innovadores. Por ende, se tiene la posibilidad de ir delante de los demás competidores, avanzando tan rápido que cuando ellos estén actualizándose e implementando cambios, tú ya hayas pasado por ese sendero. 

Es importante aclarar que la innovación sin creatividad, es como emprender un proyecto repetido. Es necesario que el producto innovador sea realmente una competencia, que tenga un diferencial y se destaque, no simplemente que tenga un cambio en el precio. Es importante diferenciar el valor de las cosas y el precio de las mismas. El valor se obtiene mediante la creatividad y la innovación, mediante los pequeños detalles que hacen que ese diferencial se vea plasmado y el cliente elija nuestro producto versus el otro, así sean de la misma categoría. 

Por otro lado,  quien se encarga de que dicho proyecto se destaque dentro del mercado y se posicione de manera efectiva es el emprendedor, quien debe tener la capacidad de convertir una buena idea de negocio en un negocio completamente rentable. Para ello, necesita identificar una necesidad que haya en el mercado y satisfacerla de manera puntual y creativa a  través de la innovación.  

Innovación en emprendimiento, entonces, implica no solo pensar en qué producto va a satisfacer las necesidades existentes, sino también se trata de repensar los procesos de producción y la forma en que se crean dichos productos o servicios, para así poder implementar realmente una actitud innovadora. Nos encontramos en un momento en que necesitamos cambiar la forma en la que producimos para generar impacto positivo tanto en las comunidades como en el medio ambiente, ese trabajo también le corresponde a un emprendedor innovador.

Consejos para innovar en emprendimiento

Innovar es sumamente importante en el desarrollo de una empresa, se trata de la creación de nuevas ideas, soluciones y hacer cambios que generen los mejores resultados para lograr el crecimiento y posicionamiento de la misma. 

Es por eso que esta labor es fundamental en las empresas para que puedan avanzar favorablemente, lo que implica que no solo se deban adaptar a las nuevas tendencias, del mismo modo deben estar al tanto de los cambios y procesos modernos, es importante no quedarse atrás ya que hay una oferta grande de productos y solo sobresalen aquellos que atienden a la mayor cantidad de necesidades y requerimientos del mercado. 

Es común que la innovación de una empresa se dé, en gran parte, por parte de los empleados, ya que son los que tienen la capacidad de proporcionar diferentes ideas que pueden llegar a favorecer a su organización logrando rankearla en una de las mejores posiciones en comparación con la competencia. A continuación, te mostramos algunos consejos que pueden funcionar a la hora de  innovar en tu emprendimiento:

Estar abierto al cambio y a la transformación

Antes de empezar un proceso de  innovación es importante estar abierto a escuchar las nuevas ideas, ya que uno de los factores principales de innovar es precisamente estar abierto a cualquier cambio, de esa forma es mucho más fácil modificar los productos o servicios que ya existen y fortificar la creatividad cuando se presentan nuevas ideas. Otro punto a destacar es apropiarse de dichos cambios e instaurarlos en el menor tiempo posible.

Estar al tanto de los procesos innovadores de otras empresas

Cuando hay un diferencial marcado en la empresa es necesario entender qué factores están permitiendo que dicho diferencial se destaque. Si en tu empresa hay un empleado motivado, creativo, propositivo, entonces esa puede ser una ficha clave a la hora de innovar.  Cuando partimos de lo micro a lo macro, refiriéndonos a aquello que va desde el interior de la empresa a lo externo, es necesario contar con un equipo que entienda a lo que se enfrenta, que conozca el mercado y que no tenga miedo a proponer y arriesgarse con nuevas ideas. 

Por ende, es fundamental que los empleados se sientan valorados. Contar con diferentes bonificaciones o motivaciones hará que el grupo de empleados se sienta valorado y asimismo se cree un lazo de codependencia entre este y  la empresa, en el cual la empresa valora y premia a los empleados que se destaquen y eso se convierte en la fuente de motivación para ser propositivos y sentirse cómodos con el trabajo y los retos.

Capacitar a los empleados para que sean verdaderos competidores

Es apropiado preocuparse por la formación de los empleados, para eso se pueden implementar cursos, talleres y entrenamientos para que crezca profesionalmente en diversas áreas. Las dinámicas de trabajo también son favorables, porque ayudan a interactuar y estimular la creatividad para el surgimiento de las ideas.

Finalmente, no todos los emprendedores deben o pueden redefinir un mercado. Hay mucho espacio para todas esas ideas que resuelven problemas y que reducen necesidades.  Por ejemplo, plantear una idea de negocio rentable en el mundo físico y hacerla aún más rentable y escalable al volverla digital. 

Dentro de los requerimientos que tiene proponer ideas innovadoras, es que no sean repetitivas, sino que permitan que se avance hacia una dirección de crecimiento y desarrollo. Que si un cliente hace una comparación del antes y el después, efectivamente hay cambios positivos.

Por ende, es fundamental que los empleados se sientan valorados. Contar con diferentes bonificaciones o motivaciones hará que el grupo de empleados se sienta valorado y asimismo se cree un lazo de codependencia entre este y  la empresa, en el cual la empresa valora y premia a los empleados que se destaquen y eso se convierte en la fuente de motivación para ser propositivos y sentirse cómodos con el trabajo y los retos.