Herramienta de Impacto de Creci

Los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) emanados por las Organización Mundial de las Naciones Unidas, motivan a las organizaciones de todo el mundo para que trabajen y promuevan el desarrollo sostenible, a través del desarrollo de sus productos y/o servicios y las prácticas corporativas que adoptan.

Atendiendo a este llamado, cada vez son más las organizaciones privadas que se animan a reducir sus impactos negativos y mejoran su contribución positiva a la sociedad, el avance y la contribución que estas empresas están haciendo en pro de alcanzar los ODS es hoy día significativo, un 87% de las empresas colombianas toman en cuenta los ODS. [1] Sin embargo, hemos identificado que hace falta instrumentos para que las empresas puedan rendir cuentas o hacer seguimiento de su desempeño social, lo cual no solo sería una herramienta para mejorar su gestión, sino que también, a través de estos instrumentos, les permitiría a las empresas, dar un valor a su contribución con la comunidad, en otras palabras, sustentar en cifras su impacto a través de una herramienta de gestión y medición.

Aunado a esto, observamos que la inversión de impacto sigue creciendo y madurando[2], los financiadores e inversores (públicos y privados) apuestan por iniciativas que tengan un impacto demostrable, de allí que el interés por la medición de impacto va también, paralelamente en aumento.

Se han desarrollado muchas metodologías de medición de impacto social en el mercado, sin embargo, no hay una estandarización de las métricas y estrategias de medición o un marco de referencia único. Muchas empresas no saben cómo desarrollar métricas propias y se enfrenta a muchos retos a la hora de hacerlo, como tiempo, conocimiento y/o recursos.

En el 2006, el Consejo Mundial Empresarial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD por sus siglas en inglés) en colaboración con GRI y United Nation Global Compact, empezó un proceso para desarrollar una metodología que permite medir la contribución del sector privado al desarrollo, esta guía se llamó “SDG Compass, la guía para la acción empresarial sobre los ODS”. [3]

Paralelamente, GIIN (Global Impact Investing Network) también ha trabajado en desarrollar un catálogo de métricas enfocadas a la medición del desempeño social, medioambiental y financiero, este catálogo es conocido como IRIS (Impact Reporting and Investment Standards) [4] y es una iniciativa desarrollada con el objetivo de mejorar la credibilidad, la transparencia y la gestión en la industria de la inversión de impacto

En virtud de esto, Creci desarrolla la “Herramienta de Medición de Impacto Social”, se presenta el diseño y adecuación de un modelo de medición de impacto, el cual está basado en una recopilación y determinación de indicadores, donde se tuvieron en cuenta conceptos e indicadores definidos por SDG Compass, IRIS y otros indicadores propios de cada tipo de industria.

La herramienta de impacto social de Creci da un paso adelante de la herramienta de impacto definida por IRIS, en virtud que no solo presentamos un listado de indicadores que le pudieran servir para medir el impacto social, sino que además en la herramienta de impacto social de Creci, las empresas podrán gestionar, reportar, hacer seguimiento a lo largo del tiempo, de los indicadores que haya identificado y seleccionado.

Te invitamos a conocer más de la herramienta de medición visitando este link https://www.creci.co/impact-tool



[1] SDG Reporting Challenge, Price Waterhouse Colombia, 2018

[2] La industria sigue creciendo y madurando, 2019 Annual Impact Investor Survey, Global Impact Investing Network, 19 junio, 2019

[3] SDG Compass: La guía para la acción empresarial en los ODS, GRI, UN Global Compact, y WBCSD, https://sdgcompass.org/

[4] IRIS, https://iris.thegiin.org/

5 pasos para integrar los ODS en tu empresa

1. Conocer los ODS

En primer lugar las empresas deben conocer cuáles son los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenibles definidor por las Naciones Unidas y comprender el papel empresarial dentro de los mismos, identificando aquellos que se alinean con su actividad comercial

2. Definir prioridades

Consiste en realizar un mapeo de los impactos sobre los ODS en la empresa, identificando a través de toda la cadena de valor los impactos positivos y negativos, actuales y potenciales sobre los ODS.

3. Establecer objetivos

El siguiente paso es fijar objetivos concretos, medibles y con límites de tiempo entorno a los ODS. Es importante identificar los indicadores más apropiados para hacer seguimiento al cumplimiento de los objetivos propuestos, esto le permitirá monitorear el impacto logrado.

4. Integrar

Consiste en trasladar los ODS a la cultura empresarial de la organización. Impulsar los ODS en la alta gerencia y formar a los empleados para que conozcan la importancia que le da la empresa a alcanzar estos objetivos.

5. Informar y comunicar

El último paso consiste en comunicar el desempeño de la compañía respecto a los ODS. Nos solamente el éxito en apoyar el cumplimiento de los ODS, si no también comunicar como esta contribución de la empresa a estos Objetivos puede además ser rentable.

Si deseas ampliar más sobre como las empresas pueden contribuir a los ODS te sugerimos la guía SDG Compass donde puedes encontrar esta metodología explicada acá en 5 pasos, más detallada.

¿Qué significa ODS?

En septiembre de 2015, más de cien líderes mundiales reunidos en la ONU, aprobaron una Agenda que lleva por título “Transformar nuestro mundo”, documento que abarca 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), fundamentados en la búsqueda de respuestas que ayuden a solucionar los graves problemas de alimentación y de la desigualdad económica que enfrenta el Mundo.

Pero ¿qué quiere decir Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Si entendemos por Objetivo: la meta o propósito que se desea alcanzar; por Desarrollo: el crecimiento continuo de una empresa o comercio a fin de generar riqueza e incidir en el mejoramiento social; y Sostenible: como la forma de solucionar las necesidades presentes sin amenazar un posible deterioro futuro, podemos concluir que lo que se busca, es que las propuestas de creación, crecimiento o mejora de las de las grandes y pequeñas empresas, puedan garantizarse como soluciones sociales y ambientales a largo plazo.

El éxito de un comercio o de una empresa nunca es casual. El posible éxito se debe a la respuesta de los clientes satisfechos debido a la cercanía de los productos y a las soluciones sociales que necesita la zona -rural o urbana- en la que sirven. Y a su vez, es esa satisfacción la que motiva la necesidad de ampliar el negocio o la empresa, aumentar la variedad de sus productos y la contratación de nuevos empleados. CRECI ha centrado su interés en estos ODS es decir, que su objetivo es respaldar a los comercios y las empresas que ofrezcan soluciones en diferentes áreas de impacto, como lo son la agricultura, la pobreza, educación y el medio ambiente, respaldando económicamente la investigación y comercialización de nuevos productos y servicios, siempre a favor de la comunidad en la que dichas funcionan, y con fin de conseguir que en esas comunidades los niños alimentados reciban educación y los jóvenes, mujeres y hombres, sean capacitados para optar por puestos de trabajo dignos, seguros y sustentables, entre otras.

Todas las empresas pueden contribuir con al menos un ODS, sea cual sea su producto o servicio, el valor que debe agregarle, es que puede ofrecerlo a la vez que genera un impacto positivo al individuo, comunidad o ambiente, desde cualquier área de su cadena de valor, desde la selección de materias primas, proveedores, los empleados que contrata, la comunidad a la que sirve, hasta las ventajas que se ofrecen en su producto o servicio. Sé una empresa con impacto social, en Creci estamos dispuestos a ayudarte en tu crecimiento.

ODS: Alivio de la pobreza y del hambre

 Todos sabemos que el hambre y la pobreza se extienden de forma indiscriminada por todo el mundo, tanto y de tal forma, que existen grandes organizaciones como la FIDA, PMA o la FAO  que, a gran escala,  se ocupan de denunciar y atender  dicho problema. Y al mismo tiempo, quizá a menor escala pero muy importante, existen también otras empresas empeñadas en proporcionar orientación, apoyo económico y procesos de sustentabilidad, a los pequeños y medianos empresarios (PYMEs) a fin de que sus trabajos agrícolas, tiendas, empresas familiares o manufactureras, crezcan de forma sostenible. con la finalidad de cubrir las necesidades sociales de su clientela, de la zona que abastecen o del pueblo que habitan, buscando poner fin a la pobreza y el hambre que, de otra forma seguirían extendiéndose.

 También sabemos que pobreza y hambre van siempre de la mano, y la mejor forma de solucionar el problema es aceptando y apoyando la creación de nuevas empresas y el crecimiento de las pequeñas y medianas industrias que ya funcionan para que, orientando sus intereses de rentabilidad financiera, crezcan y mejoren al tiempo que cumplen una función social dentro de sus comunidades basados en, por ejemplo: la selección de productos y mercancías necesarios a la zona; los cultivos de productos locales; la creación y venta de nuevos productos locales a precios asequibles; la formación de aprendices; la creación de nuevos puestos de trabajo; la presencia de maestros artesanos y de educación agraria, manufactura de ropa, herramientas, muebles o utensilios necesarios; etc.

  Ésta es la forma más directa de ir eliminando el hambre que en este presente debilita a hombres y mujeres, pero sobre todo a los niños, y son los niños los que al heredar el hambre, heredarán también la pobreza creando así un círculo interminable de miseria. Y sólo eliminando la pobreza podremos eliminar el hambre y la miseria consecuente.