Conoce los principales tipos de créditos para empresas

Las pequeñas y medianas empresas tienen retos desde su constitución y en general durante todo el proceso de expansión. Buscar financiamiento es, sin duda, uno de los obstáculos más grandes a los que se deben enfrentar. No obstante, es una dificultad con soluciones tangibles, pues el mercado financiero ofrece diferentes tipos de créditos para empresas

Es necesario resaltar que no todos los créditos que existen en el mercado le van bien a cualquier tipo de negocio. Si bien hay una clasificación para los tipos de empresas, sectores y servicios, también existe una clasificación en tipos de crédito para empresas, lo cual sirve como guía para encontrar el más indicado.  

Sumado a lo anterior, se hace casi obligatorio entender qué tipo de negocio se tiene y qué condiciones del crédito son las más acorde al negocio. A partir de ahí es más fácil determinar con qué entidad solicitar el crédito y qué tipo de crédito.

Tipos de crédito para empresas en Colombia:

Crédito hipotecario:

Si tienes en mente tener casa propia este tipo de crédito se alinea idealmente con esa meta. Se hace mediante un préstamo a largo plazo cuyas cuotas se pagan mensualmente. La condición es que el inmueble pasa a ser garantía del préstamo, hasta que se liquide la deuda en su totalidad.

Créditos de consumo:

Este tipo de crédito tiene como característica principal la adquisición de bienes y servicios. Normalmente, dichos préstamos se utilizan en gastos propios; como pueden ser un carro o artículos para el hogar entre otros.

Créditos comerciales:

La finalidad de este tipo de créditos es ofrecer un monto específico a empresas para que puedan solucionar problemas como satisfacer necesidades de capital de trabajo, adquisición de bienes, pago de servicios de operación o para refinanciar pasivos.

Microcréditos:

Se refieren a créditos pequeños cuyo fin es financiar actividades de producción en pequeñas empresas. Por ejemplo: comprar materias primas o adquirir maquinaria.  Son créditos cuyo monto es poco que generalmente se otorgan sin aval y sin requisitos, generalmente tienen corta duración y en algunos casos cuentan con una amortización diaria.

Tarjetas de crédito:

Las tarjetas de crédito son el método de financiamiento más conocido y utilizado por la mayoría de personas.  Las tarjetas de crédito se dividen en dos grupos: 

Tarjetas bancarias: Estas son emitidas por entidades financieras como bancos o cajas cooperativas.

Tarjetas departamentales o retail:  Estas son las que ofrecen las grandes tiendas de cadena o retail, como Falabella. 

Préstamos de libre inversión:  Este tipo de créditos se centran en, como su nombre lo dice, ser créditos abiertos que no tienen un fin específico. Por ende, cuando se hace la solicitud no es necesario establecer el fin o propósito que se le dará. 

Créditos de nómina: Los créditos de nómina son muy similares a los de libre inversión, la diferencia principal es que debes tener un salario o nómina como requisito. Dicho requisito se apoya en que la entidad debe descontar la cuota directamente de la nómina que recibes mes a mes. 

Créditos educativos: Este tipo de crédito tiene un solo propósito que es la educación. Puede utilizarse para pago de matrícula o aranceles universitarios. Normalmente, estos créditos tienen una tasa de interés especial y las cuotas para liquidar la deuda son extendidas hasta que se finalice el período estudiantil. 

En Creci puedes obtener créditos para tu empresa, emprendimiento u organización sin ánimo de lucro.  Solo ingresas a www.creci.co/es  te registras con tus datos personales y empiezas, en tal solo 4 pasos podrás obtener tu solicitud y en 72 horas o menos, uno de nuestros asesores tendrá una respuesta.